Violencia vicaria: Un delito que debe ser tipificado

¿Quién no ha conocido o experimentado que un agresor ejerce violencia física, sexual, psicológica, emocional o patrimonial contra un hijo, hija o pariente cercano de otra víctima?

Dicho llanamente, generalmente, cuando el padre, para perjudicar a la madre, ejerce violencia contra las hijas, hijos o seres queridos de la madre, se denomina violencia vicaria. Sin dejar de lado también, los delitos directos que comete contra esos seres queridos, como maltrato o abuso infantil, daño a la propiedad e incluso homicidio.

Nulamente contemplado en los ordenamientos jurídicos, precisamente, por la dirección de la agresión, ya que ésta, de manera objetiva, se dirige a terceros, allí se centró el delito, sin embargo, se dirige la intención del delincuente, en además, a otro ser humano. Dos direcciones que deberían ser punibles, el mismo criminal.

El concepto fue acuñado hace apenas una década, por el psicóloga Sonia Vaccaro. Vicario, que significa alguien que reemplaza a otra persona. En estos casos, se trata de la sustitución de la víctima (la madre) por la(s) víctima(s) (hijos o seres queridos). Su reciente conceptualización no implica que no siempre haya sufrido.

Mi interés por la defensa de la seguridad de los niños me ha ligado a recibir innumerables mensajes y correos electrónicos para informarme sobre el tema. Confieso que aunque estaba presente en mis contextos, no había sido capaz de enfocarlo. Es un castigo machista contra la mujer, utilizando a un tercero que también lo vive.

Al no estar totalmente institucionalizado, no hay datos, sin embargo, podríamos extrapolar todos aquellos casos en los que, por ejemplo, hay sustracción de menores, maltrato infantil, incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar (se registran 36.805 expedientes en 2021-22). solo) . España llevó a cabo la primera investigación sobre violencia vicaria extrema. En el 82 por ciento, el agresor era el padre y, terriblemente, las víctimas mortales tenían entre cero y cinco años.

Asociaciones mexicanas como el Frente Nacional de Mujeres, el Frente Nacional contra la Violencia Vicaria, luchan incansablemente para visibilizar esta atrocidad pero, sobre todo, para que nuestros legisladores la incluyan en la ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, así como en cuanto a legislar lo necesario para la Códigos Civil y Penal.

Hasta el momento, solo Baja California Sur, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Yucatán y Zacatecas han aprobado reformas. ¿Mi querida Baja California?

Recientemente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a través de su Ministro Presidente, Arturo Zaldívar, reconoció la importancia de visibilizar esta violencia que afecta a todos. Reconoció que la expedición del Código Nacional de Procedimientos Civiles y de Familia -obligación del Congreso de la Unión- es una valiosa oportunidad para incluir las medidas respectivas.

Por eso, un atento llamado a nuestros legisladores, por las madres agredidas, pero más aún, por nuestros niños y adolescentes, el futuro de esta gran nación. ¿Se comprometen?

POR JOSÉ LUIS AYOUB

COLABORADOR

[email protected]

@jlayoub

MAAZ

Continuar leyendo: Violencia vicaria: Un delito que debe ser tipificado