Dodge presenta a los fanáticos de los muscle-cars los vehículos eléctricos mientras busca retirar los modelos Challenger y Charger

Dodge ha creado seguidores leales de entusiastas de los autos potentes con modelos, como el Challenger y el Charger, cuyos motores fuertes y potentes han sido durante mucho tiempo el principal atractivo.

Ahora, está apostando a que esos compradores adoptarán un nuevo tipo de músculo: uno que funciona exclusivamente con batería.

Fuente: WSJ