El voto a favor del aborto en Kansas da esperanzas a Joe Biden de cara a las elecciones de noviembre

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, vuelve a manifestarse este miércoles a favor del acceso al aborto, tras una victoria de los defensores de este derecho en el muy conservador estado de Kansas, que reforzó la estrategia del mandatario de cara a las elecciones legislativas de mitad de mandato. , en noviembre.

Los residentes de Kansas fueron los primeros estadounidenses llamados a dictaminar sobre el derecho de una mujer a interrumpir un embarazo desde que la Corte Suprema anuló el 24 de junio.

La votación fue vista como una prueba antes de las elecciones de noviembre: los demócratas y su líder Biden, debilitado Con una inflación desenfrenada y una economía en desaceleración, esperan salvar algunos escaños en el Congreso movilizando a sus votantes en defensa del derecho al aborto.

Y lo que sucedió en Kansas les dio motivos para la esperanza.

Los defensores del derecho al aborto celebran el resultado del referéndum en Kansas el martes. Foto: AP

giro histórico

Con una alta participaciónn, casi el 60% de los votantes rechazó el martes una medida contra el aborto. Este estado rural es, sin embargo, muy conservador: en los últimos 80 años solo votó una vez por un candidato presidencial demócrata, y los analistas pronosticaron un resultado ajustado.

Pero para los defensores del derecho al aborto, que celebraron este «maremoto histórico», el resultado no es sorprendente.

“La gente de Kansas ha demostrado lo que se ha dicho durante mucho tiempo: defender el acceso al aborto es ganar políticamente”, agregó Jenny Lawson, de la poderosa organización de planificación familiar Planned Parenthood.

Enviaron «un mensaje claro a los políticos que luchan contra el aborto en todo el país: el tiempo se acaba», agregó, ya que los candidatos hostiles al aborto han ganado las primarias republicanas en varios estados.

“La votación demostró lo que ya sabíamos: la mayoría de los estadounidenses creen que las mujeres deberían tener acceso al aborto”, dijo también Biden en un comunicado.

Un lugar de votación en Kansas City el martes.  El No se impuso para restringir el derecho al aborto.  Foto: REUTERS

Un lugar de votación en Kansas City el martes. El No se impuso para restringir el derecho al aborto. Foto: REUTERS

La apuesta del presidente

Según las últimas encuestas, cerca del 60% de la población apoya el derecho al aborto y, aunque existen importantes divisiones partidistas, casi el 40% de los votantes republicanos están a favor.

En base a estas cifras, el inquilino de la Casa Blanca, que corre el riesgo de perder el control del Congreso en noviembre, intenta desde la decisión del 24 de junio movilizar a sus votantes.

Tras el referéndum de Kansas, el presidente volvió a llamar a sus conciudadanos a «seguir alzando la voz para proteger los derechos de las mujeres».

Al mismo tiempo, el demócrata está tratando de minimizar los efectos de la revocación del tribunal superior, que ya ha permitido a una docena de estados prohibir el aborto en su territorio.

Tras un primer decreto para garantizar el acceso a la píldora del día después o proteger las clínicas móviles, Biden tenía previsto firmar una segunda directiva ante las cámaras y rodeado de miembros del gabinete.

En particular, este texto ordenará a su gobierno que examine los medios para ampliar la cobertura médica para las mujeres obligadas a viajar para abortar. También planea promover la investigación sobre salud materna y buscar formas de prevenir la negación de atención por parte de los cuidadores.

El martes, el fiscal general presentó una demanda contra una ley de Idaho, por temor a que obligaría a los médicos a negarse a realizar abortos incluso en una emergencia médica.

Pero todas estas iniciativas tienen un alcance limitado y, a largo plazo, el aborto será casi imposible en la mitad de los 50 estados del país, especialmente en el sur y el centro más religiosos, donde los republicanos tienen sólidas mayorías.

En cambio, los estados progresistas buscan proteger el derecho al aborto, y los votantes de California, Michigan, Nevada y Vermont también votarán este año sobre medidas de protección.

Fuente: AFP

CB