Europa quiere cambiar la «ley del mar» para devolver los migrantes a África

La Comisión Europea cree que se necesitan nuevas reglas para evitar que las ONG rescaten a los náufragos en el Mediterráneo.

Derecho Marítimo Internacional (la “ley del mar”) obliga a cualquier buque a rescatar a cualquier náufrago o persona en peligro en el mar porque su buque no es seguro y permite que ese buque lo desembarque en el puerto seguro más cercano.

Si un barco mercante rescata a pescadores en el mar, los lleva a puerto. Si un barco de una ONG rescata a migrantes en una balsa, tiene el mismo derecho a llevarlos a puerto. Al puerto seguro más cercano.

Los rescatados en el Mediterráneo saliendo desde Libia o Túnez son llevados a europa porque Naciones Unidas no considera que estos dos países del norte de África sean seguros para los migrantes y solicitantes de asilo.

Las ONG aprovechan esta ley para rescatar cada año miles de personas.




Decenas de inmigrantes se amontonan en un barco precario, tratando de llegar a Europa. Foto: Severine Kpoti/Mission Lifeline/AFP

La Comisión Europea, que lleva años buscando formas de frenar la llegada de inmigrantes o solicitantes de asilo, que paga a los gobiernos de tránsito para que detengan a estas personas en su ruta y que mira para otro lado cuando la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados publica denuncias de violencia, asesinato, violación o venta de inmigrantes como esclavos en Libia, ella siempre se sintio incomoda con esos rescates y trató de evitarlos.

nunca lo conseguí. Cuando estas personas ya están en los barcos de las ONG, la Comisión Europea no tiene más remedio que preguntar, incluso con una boca pequeña, que los gobiernos vecinos abran sus puertos. El último conejo que el Ejecutivo europeo se sacó de la chistera involucra incluso a Naciones Unidas.

Nuevas reglas, a medida

La Comisión Europea cree que se necesitan nuevas reglas para que las ONG tengan un marco definido en el que trabajar. La comisaria europea de Interior, la sueca Ylva Johansson, ha dicho este lunes que la Comisión no tiene propuesta al respecto, pero el mismo día publicó un documento con una larga lista de propuestas.

Migrantes rescatados del mar descienden de un barco de MSF en Catania.  Foto: Giovanni Isolino / AFP


Migrantes rescatados del mar descienden de un barco de MSF en Catania. Foto: Giovanni Isolino / AFP

Johansson argumenta que la Unión Europea debería sentarse a hablar con la Organización Marítima Internacional, la agencia de las Naciones Unidas que regula las actividades extraterritoriales. ¿De modo que? Según dicho documento, disponer de una guía de actuación para los barcos de ONG que rescatan náufragos en el mar.

La propuesta va sobre todo a parte final de el enfado que se genera cada vez que pregunta un barco con migrantes desembarcar en Italia o Malta.

Si durante el mandato de Mario Draghi siguieron llegando sin más problemas, con la nueva jefa de Gobierno, Giorgia Meloni, volvieron las discusiones.

En lo que va de año, 90.000 personas han cruzado el Mediterráneo, un 50% más que en 2021. Solo el 15% llega en barcos de ONG. La mayoría son rescatados por la guardia costera italiana, que a pesar de la retórica de su gobierno sigue salvando vidas en el mar.

El barco humanitario Geo Barents.  Foto: AP


El barco humanitario Geo Barents. Foto: AP

Si cambia la ley para que los rescatados sean desembarcados en el puerto más cercano independientemente de si es un puerto seguro? Johansson no lo dijo. Pero sí dijo que hay que hablar con la Organización Marítima Internacional porque, argumenta, «la situación actual con las embarcaciones privadas (ONG) operando en el mar es un escenario que falta de claridad”.

la ley es clara: cualquier buque civil tiene derecho a desembarcar en el puerto seguro más cercano a las personas que rescata en el mar. Es tan simple que difícilmente se puede torcer. Por eso la Justicia italiana (los casos llegaron incluso al Tribunal Supremo) siempre se puso del lado de esos barcos cuando el ministro Matteo Salvini trató de bloquearlos.

El Convenio Internacional de Búsqueda y Salvamento Marítimo (1979) dice que un puerto seguro es aquel en el que la vida de la persona rescatada no corre peligro y dónde puede obtener ayuda básica como comida, agua o refugio. Italia, Malta, España, Francia, Grecia cumplen estas condiciones. Libia No.

Bruselas, especial para Clarín

ap

mira también