fue demandado por presunta estafa piramidal con la criptomoneda Dogecoin

El hombre más rico del mundo, Elon Musk, se vio envuelto en dos fuertes polémicas esta semana. Por un lado, un grupo de empleados de SpaceX que hizo circular una carta abierta criticándolo fue despedido de la empresa. Y, por otro, estaba en medio de una acusación de fraude piramidal por la criptomoneda Dogecoin.

De un artículo del New York Times, se supo que la carta criticaba el comportamiento público de Musk y decía que era una distracción para los empleados de SpaceX y que no condujo a una imagen positiva de la empresa entre el público.

“El comportamiento de Elon en la esfera pública es una fuente frecuente de distracción y vergüenza para nosotros, particularmente en las últimas semanas”, decía en parte la carta, informa el New York Times. “Como nuestro director ejecutivo y portavoz más destacado, Elon es visto como el rostro de SpaceX: cCada tuit que envía Elon es una declaración pública de facto de la empresa.”.

Musk ha sido durante mucho tiempo una figura controvertida, con acciones como fumar marihuana en el programa de Joe Rogan o ser demandado por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) por tuits que afectaron los precios de las acciones de sus empresas.

Deberías leer:   Sony presenta el equipo de juegos para PC Inzone que mira más allá de la PS5

Pero en los últimos meses, la opinión pública sobre él parece haber pasado de ser un pícaro adorable a algo más preocupante. Ha sido acusado por una azafata de acoso sexual por el que SpaceX pagó un acuerdo de $ 250,000, a pesar de que Musk lo niega, y un inversionista de Tesla lo demandó por crear un lugar de trabajo “tóxico” que incluye discriminación racial y acoso.


Con la oferta de Musk de comprar Twitter, sus tuits han llamado aún más la atención, respondiendo a tuits críticos con los empleados de Twitter y provocando una ola de ataques en línea contra ellos.

En la carta abierta de los empleados de SpaceX, tal como la describe el Times, los empleados dicen que la compañía debería condenar este “comportamiento dañino de Twitter” y que “SpaceX debe separarse rápida y explícitamente de la marca personal de Elon”.

La carta circuló por primera vez el miércoles de esta semana y el Times informó que varios empleados que organizaron y distribuyeron la carta fueron despedidos el jueves por la tarde. Desde entonces ha surgido que al menos cinco empleados han sido despedidos en relación con la carta, según informó Reuters.

Demandado por Dogecoin

Un inversor en dogecoin, una criptomoneda creada originalmente como una broma pero cuyo valor sube y baja promovido por Elon Musk, presentó el jueves una demanda por $ 258 mil millones contra el multimillonario y sus empresas Tesla y SpaceX.

Keith Johnson, quien dice que perdió dinero después de invertir en dogecoin, se describió a sí mismo como un “ciudadano estadounidense que fue estafado” por lo que llamó un “esquema piramidal criptográfico de Dogecoin”.

Johnson solicita que su denuncia, presentada en un tribunal de Nueva York, sea clasificada como demanda colectiva en nombre de quienes han sufrido pérdidas al invertir en dogecoin desde 2019.

Desde que Musk comenzó a promocionar la moneda virtual, los inversores han perdido alrededor de 86.000 millones de dólares, estima Johnson. Su deseo es que Musk reembolse a los inversores esta suma, además de pagar el doble en daños: 172.000 millones adicionales.

Los creadores de dogecoin, inventado en 2013, dicen que pretendía ser una respuesta irónica a dos grandes fenómenos de Internet: las criptomonedas como bitcoin y la imagen de un meme de un perro Shiba Inu.

El precio de dogecoin se negoció en décimas de centavo durante la mayor parte de su existencia. Pero su valor dio un salto a principios de 2021, llegando a $0.73 en mayo de ese año, en medio de una juerga de compras en torno a la saga GameStop y tras mensajes humorísticos al respecto de parte de Musk. El jueves, sin embargo, valía menos de seis centavos.

Deberías leer:   Amazon limita las compras de píldoras Plan B a medida que aumenta la demanda

Johnson dijo que cree que Musk aumentó “el precio, la capitalización de mercado y el volumen de negociación de Dogecoin” a través de su promoción. Para ejemplificar, incluyó tuits de Musk, el hombre más rico del mundo que tiene más de 98 millones de seguidores en Twitter, incluido uno que prometía que SpaceX “Pondría un Dogecoin en la misma luna”.

Johnson nombró a Tesla, un fabricante de automóviles eléctricos propiedad de Musk, en la demanda por aceptar dogecoin como pago por ciertos productos derivados. SpaceX también fue incluida por haber nombrado doge a uno de sus satélites.

Johnson vinculó la criptomoneda a un esquema piramidal, ya que no tiene valor intrínseco y no es un producto. Además, no está respaldado por un activo tangible y la cantidad de “monedas” es ilimitada.

Las exigencias de los inversores que se sienten engañados por las promesas de la moneda virtual están aumentando en los Estados Unidos.

Con información de AFP