López Obrador reveló que Pedro Castillo lo llamó antes de ser arrestado para pedirle asilo político

Ante este llamado, el presidente de México ordenó que le abrieran las puertas de la embajada de México en Lima.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló este jueves que, antes de ser detenido, el depuesto presidente peruano Pedro Castillo llamó a su oficina para pedir asilopor lo que ordenó que le abrieran las puertas de la embajada de México en Lima

“Habló aquí a la oficina para que me avisaran que iba a la embajada, pero seguro que su teléfono ya estaba pinchado”, dijo López Obrador durante su conferencia matutina diaria.

El jefe de Estado dijo que buscó al canciller marcelo ebrard y le solicitó hablar con el embajador de México en el Perú para otorgarle la recepción en la sede diplomática de conformidad con el «tradición de asilo» de ese país.

Sin embargo, poco después una turba de personas opuestas a Castillo se dirigió a la zona donde se encuentra la misión mexicana para obstruir el acceso en caso de que solicitara asilo.

Castillo fue detenido tras ser acusado de dar un golpe de Estado al decretar la disolución del Congreso y el estado de emergencia en la cresta de una crisis política en este país sudamericano.

López Obrador lamentó este miércoles que «por los intereses de las élites económicas y políticas, un ambiente de enfrentamiento y hostilidad» contra Castillo.

El presidente mexicano también exigió que se respeten los derechos humanos de Castillo, que actúe conforme a la ley y que se proteja a su familia.

En tanto, calificó la destitución de Castillo como un «golpe suave» y dijo que México esperará «unos días» para estudiar si reconoce o no a la nueva presidenta, Dina Boluarte.

Además, atribuyó su salida a los «intereses de las élites económicas y políticas», a las que también responsabilizó del «ambiente de confrontación» que sufrió el derrocado presidente desde su toma de posesión, en julio de 2021.

“Consideramos lamentable que para los intereses de las élites económicas y políticas, desde el inicio de la presidencia legítima de Pedro Castillo, se haya mantenido en su contra un ambiente de confrontación y hostilidad, al punto de llevarlo a tomar decisiones que han sirvió a sus adversarios para consumar su destitución con el precepto sui generis de ‘incapacidad moral'», dijo López Obrador.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el mandatario mexicano aclaró que «la no intervención y la libre determinación de los pueblos» es un «principio fundamental» de la política exterior mexicana.




La nueva presidenta de Perú, Dina Boluarte. foto AP.

López Obrador expresó finalmente su deseo de que “se respeten los derechos humanos y haya estabilidad democrática en beneficio del pueblo” del Perú.

“Si Pedro Castillo pide asilo a México, se lo vamos a dar, pero no lo ha pedido”, dijo Ebrard a la emisora ​​mexicana Radio Fórmula, según la agencia de noticias Europa Press.

El presidente mexicano respondió que «no sabe» si seguirán las buenas relaciones con el nuevo gobierno de Perú, pero descartó una ruptura. “No sabemos, no (las relaciones están rotas), pero vamos a esperar unos días, creo que es lo más adecuado, no es nuestro propósito intervenir en asuntos internos, lo sentimos mucho, sí, eso estas cosas pasan”, insistió.

Despedido y encarcelado

En la mañana del pasado miércoles, el expresidente Pedro Castillo disolvió el Congreso, decretó estado de emergencia y ordenó toque de queda, en un intento de evitar que el Poder Legislativo lo destituyera en la tarde de ese mismo día por supuestos actos de corrupción. .

Sin embargo, Castillo, quien asumió el cargo el 28 de julio de 2021 como el primer jefe de Estado de izquierda de Perú, calculó mal. Los jefes militares no apoyaron su decisión, sus ministros renunciaron en masa y con una mayoría de 101 votos, 6 en contra y 10 abstenciones, el Congreso lo destituyó por incapacidad moral.

En menos de una década, Perú ha tenido 4 gobiernos inconclusos: Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), Martín Vizcarra (2018-2020), Manuel Merino (2020) y ahora Pedro Castillo: un año y poco más de 4 meses.

Esposado y en un helicóptero, el expresidente de Perú, Pedro Castillo, se encuentra preso en el penal de Barbadillo, en el distrito limeño de Ate, donde Alberto Fujimori cumple una condena de 25 años de prisión.

Castillo está en prisión, acusado de rebelión y concierto para delinquir o asociación para delinquir. El Ministerio Público ya abrió un sumario contra el expresidente peruano por estos cargos.

La Fiscalía General, informó este jueves, el diario El Comercio, ordenó la apertura de un procedimiento de investigación contra el exjefe de Estado “por presuntos delitos contra los poderes del Estado y el orden constitucional”, bajo la modalidad de “rebelión”. en perjuicio del Estado.

mira también