Lula da Silva habla del hambre y Jair Bolsonaro defiende la ayuda a los pobres

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, salió este sábado a defender los subsidios que su gobierno otorga a los pobres, en su primer programa de propaganda electoral en televisión, mientras que su principal rival para las elecciones de octubre, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, denunció la aumento del hambre.

Bolsonaro aprovechó su espacio en la televisión para prometer que, si gana las elecciones del 2 de octubre, mantendrá los nuevos subsidios que su gobierno comenzó a entregar a 20 familias pobres desde este mes, en medio de una gran polémica, porque la ley electoral veta la concesión de nuevas prestaciones sociales durante el período de campaña.

Los nuevos subsidios implicados un aumento del 50% en el principal programa de bienestar del gobierno, que llegaba hasta los 600 reales (unos 120 dólares) por familia.

Para aprobar este aumento, fue necesario acudir al Parlamento para declarar el estado de excepción y aprobar una reforma constitucional.

La propaganda de Bolsonaro, que tiene 2,38 minutos de duración en cada bloque de anuncios, el segundo tiempo más largo de todos los candidatos, también afirmó que el gobierno está logrando crear empleos y está bajando el precio de los combustibles, gracias a los nuevos subsidios aprobados recientemente con igual polémica. .

En el anuncio, el líder ultraderechista fue descrito como «un hombre sencillo, honesto, directo, que habla lo que piensa y lo que siente».

El expresidente Lula da Silva, en pantalla, durante una entrevista con un canal de televisión. Foto: REUTERS

hambre y esperanza

Lula, con el apoyo de diez partidos, tiene un minuto más de televisión que Bolsonaro (3,39 minutos) y utilizó su tiempo de pantalla para denuncia que «millones de hermanos y hermanas brasileños no tienen qué comer».

Sin citar a Bolsonaro, Lula se preguntó «¿cómo un país tan rico puede retroceder tanto?». y «¿cómo a un gobernante no le puede importar el sufrimiento de tanta gente?»

Bolsonaro causó polémica el viernes al negar que haya «hambre de verdad» en Brasil, alegando que no ve gente pidiendo pan en las puertas de las panaderías.

El anuncio de campaña de Lula pregunta al votante «¿cuál Brasil quieres, el del odio o el del amor?» y promete «reconstruir» el país.

Un televisor en una barbería de Brasilia muestra el spot propagandístico de Jair Bolsonaro.  Foto: EFE

Un televisor en una barbería de Brasilia muestra el spot propagandístico de Jair Bolsonaro. Foto: EFE

La ventana de la tele

La televisión siempre ha jugado un papel fundamental en las elecciones desde la redemocratización del país en la década de 1980, porque es la única forma en que los candidatos hacen llegar su mensaje a todos los votantes, algo que de otro modo sería imposible dadas las dimensiones continentales de Brasil.

La única excepción ocurrió precisamente en la campaña de 2018, cuando Bolsonaro logró ser el candidato más votado en la primera vuelta, a pesar de tener solo unos segundos en la pantalla en ese momento, lo que se explica en parte por el arduo trabajo que hizo su campaña. en las redes sociales

A pesar de lo ocurrido en 2018, la televisión y la radio siguen siendo claves para llegar a los pobresy especialmente en las zonas rurales, donde la penetración de internet aún está lejos del promedio del país.

Intentando llegar a ese electorado, en su primer programa de radio este sábado, la campaña de Bolsonaro utilizó un locutor con fuerte acento del noreste de Brasil, la región más pobre del país y donde Lula tiene una mayor ventaja en las encuestas.

En Brasil en su conjunto, las encuestas muestran que Lula aventaja a Bolsonaro en unos 15 puntos porcentuales, pero en el Nordeste, la diferencia entre ambos alcanza los 35 puntos.

Se espera que este domingo sea uno de los momentos más decisivos de la campaña elección, ya que se realizará el primer debate, y probablemente el único de la primera vuelta electoral.

Los seis principales candidatos a la Presidencia han sido invitados al debate y, de momento, el único que no ha confirmado oficialmente su asistencia es Bolsonaro, en medio de fuertes especulaciones. El presidente admitió este viernes la posibilidad de asistir a la reunión, en el canal Banda, aunque dijo que espera que sea «disparado» por todos sus opositores.

Fuente: EFE

CB