Pelosi en Taiwán: ¿señal significativa o error histórico? | El Mundo |

Desde el punto de vista de muchos taiwaneses, la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, fue todo un éxito. En los últimos años, China ha aumentado la presión sobre Taiwán. Por ejemplo, enviando cada vez más aviones de combate a zonas cercanas a la isla: casi mil solo en 2021, más del doble que un año antes.

China hizo todo lo posible para evitar la visita de Pelosi a Taiwán. Pero Pelosi viajó allí de todos modos: para muchos taiwaneses, es una señal importante de que Estados Unidos apoyará a Taiwán en caso de una escalada con China.

Satisfacción para muchos taiwaneses

La visita de Pelosi puso a Taiwán en el escenario mundial: de repente, la isla era la noticia principal en las noticias de todo el mundo. Gracias a Pelosi, la mayoría de los espectadores ahora deberían saber dónde está Taiwán y en qué situación se encuentra. Para muchos, una satisfacción. Después de todo, innumerables taiwaneses han tenido que explicar una y otra vez durante sus visitas al extranjero que vienen de «Taiwán» y no de «Tailandia». Y que estos son lugares diferentes.

Philipp Bilsky dirige la redacción china de .

Y la visita de Pelosi también fue una expresión de aprecio y respeto. Respeto por muchas cosas de las que los taiwaneses están muy orgullosos: una democracia vibrante, una libertad de prensa casi sin precedentes en Asia, una sociedad muy abierta, tolerante y hospitalaria, y un éxito notable en uno de los sectores económicos más importantes de nuestro tiempo: la industria de los chips.

Esta visión es más que comprensible. Pero también es cierto que la visita de Pelosi provocó una previsible reacción militar de China. El tema de Taiwán es un conflicto arraigado para el que actualmente no hay solución. Beijing respondería inmediatamente a una declaración formal de independencia de Taiwán con la guerra. Por otro lado, una reunificación con la República Popular China bajo Xi Jinping está completamente fuera de discusión para la mayoría de los taiwaneses, especialmente después de los acontecimientos actuales en Hong Kong.

No alimentes los conflictos arraigados

Como señaló acertadamente el politólogo Eberhard Sandschneider: si no tiene una solución para un conflicto congelado, debe hacer todo lo posible para mantenerlo congelado. Pero Nancy Pelosi ha logrado exactamente lo contrario con su visita.

La forma en que los historiadores juzgarán la visita de Pelosi en retrospectiva dependerá en gran medida de cómo se desarrollen los próximos días y semanas. La mayoría de los observadores no esperan una escalada militar, aunque la escala de las maniobras militares chinas supera todo lo visto hasta ahora. Muchos suponen que la situación volverá a relajarse en cuanto Pekín sienta que ha dejado muy claro su punto de vista, a través de un gran despliegue militar.

Pero también existe el peligro de que ocurra un incidente durante maniobras a gran escala. O una decisión fatalmente equivocada que luego conduce a una reacción en cadena. Por lo que la visita sería, en el peor de los casos, el comienzo de un enfrentamiento militar directo entre dos potencias mundiales y nucleares: China y Estados Unidos.

(gg/ers)

Read More: Pelosi en Taiwán: ¿señal significativa o error histórico? | El Mundo |