se prolonga la huelga en Santa Cruz y pone en jaque al gobierno de Luis Arce

El bastión opositor sigue paralizado por un reclamo del censo, que definirá la representación parlamentaria de cada provincia.

El gobierno de Luis Arce enfrentó el lunes una Escalada de protestas con la provincia de Santa Cruzel más próspero de Bolivia y un bastión de la oposición, paralizado por un paro indefinido que exige un censo que redefina la distribución de curules en el Legislativo.

esa ciudad del este desperté sin transporte, con avenidas y calles bloqueadas por manifestantes; cierre de mercados, bancos y negocios y enfrentamientos esporádicos entre grupos cercanos al gobierno que buscaban rehabilitar el tránsito y manifestantes a favor del paro.

La protesta de Santa Cruz amenazó con extenderse a otras regiones del país como Beni y Potosí y no fue la única manifestación antigubernamental. Una multitudinaria marcha de mineros de oro que oponerse a un nuevo régimen fiscal paralizó el lunes el centro de La Paz. Los docentes también marcharon por demandas sectoriales.




Luis Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz y ferviente opositor al gobierno de Luis Arce. Foto: AP

La polémica en torno al censo

El censo estaba inicialmente programado para noviembre de este año, pero se pospuso por razones técnicas y logísticas hasta 2024, según el gobierno. Dirigentes de Santa Cruz exigen que la inscripción se haga en 2023 para que los resultados entrará en vigor en las elecciones presidenciales de 2025.

Los intentos de diálogo no han prosperado durante el fin de semana. La muerte de un manifestante y la detención de tres líderes de la protesta han complicado la salida del conflicto. A su vez, gremios cercanos al gobierno han advertido contra el «bloqueo» del ingreso de alimentos y combustibles a Santa Cruz.

“Nuestro gobierno demuestra su predisposición al diálogo y propuso definir una fecha para el censo a partir del análisis de las mesas técnicas”, dijo Arce en Twitter. Por su parte, el expresidente Evo Morales, jefe del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), dijo en la misma red social que el paro «es un pretexto para desgastar a nuestro gobierno».

El presidente de Bolivia, Luis Arce, en la explanada de la Casa de Gobierno.  Foto: Luciano Thieberger.


El presidente de Bolivia, Luis Arce, en la explanada de la Casa de Gobierno. Foto: Luciano Thieberger.

Desde que comenzó la protesta, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, uno de los líderes de la oposición política, ha dicho que el censo «es para un mejor educación y salud para el pueblo», llamó al gobierno «incompetente» y de posponer el censo «por cálculos políticos».

Esa región -que produce el 70% de los alimentos que consume el país- reclama un censo para lograr una nueva redistribución del ingreso nacional por ser la más poblada, pero sobre todo una mayor representatividad legislativa que le permita tener más peso en la economía del país. decisiones politicas

Para los analistas, una nueva inscripción también permitirá depurar el padrón electoral que desencadenó la grave crisis política de 2019.

La fuerte polarización de Bolivia ha permanecido latente desde aquel año en que las elecciones presidenciales fueron denunciadas como fraudulentas por la Organización de Estados Americanos, que detonó un estallido social con 37 muertos que obligó a la renuncia del entonces presidente Morales.

Calles bloqueadas en Santa Cruz en protesta por el censo.  Foto: AFP


Calles bloqueadas en Santa Cruz en protesta por el censo. Foto: AFP

El gobierno de Arce enfrenta crecientes problemas sociales y políticos agravados por el desempleo y el costo de vida, a los que se suman fuertes disputas al interior del oficialismo.

La oposición más dura que enfrenta Arce proviene de sindicatos y organizaciones cívicas ante un Oposición política débil y dividida.. El más fuerte es el Comité Cívico de Santa Cruz que encabezó las protestas de 2019 contra Morales encabezadas por Camacho.

Fuente: AP

mira también