«Taiwán es una línea roja infranqueable para EE.UU.»

Wei Fenghe sostuvo que la resolución del problema es un asunto del pueblo chino y pidió a los estadounidenses que no interfieran.

El ministro de Defensa chino, Wei Fenghe, advirtió el martes durante una reunión en Camboya con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin, que «el tema de Taiwán es una línea roja infranqueable en las relaciones entre China y Estados Unidos».

El encuentro ha tenido lugar en la ciudad camboyana de Siem Reap al margen de la cumbre de ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), a la que ambos están invitados.

Wei le explicó a Austin que «la resolución del problema es un asunto del pueblo chino» y advirtió que «ninguna fuerza externa tiene derecho a interferir» en algo que Pekín considera parte de sus «intereses fundamentales», informó hoy el Ministerio de Defensa chino en un comunicado.

El ministro de Defensa aseguró que la responsabilidad por la situación actual de las relaciones chino-estadounidenses recae en el lado estadounidense e instó a Washington a «mantener sus promesas» y «adoptar una política racional y pragmática hacia China».

«El ejército chino tiene la la confianza y la capacidad de proteger con determinación la unidad de la patria», dijo Wei.




Una foto de la reunión publicada por la agencia de noticias china Xinhua muestra al secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, con su homólogo chino, Wei Fenghe. Foto AP

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa del país asiático, Tan Kefei, ha declarado hoy que las conversaciones mantenidas en Camboya tienen «importancia significativa» para volver a poner las relaciones entre ambas potencias «en la senda de un desarrollo sano y estable». » «.

Tan, citado en medios locales, describió las conversaciones como «sinceras y constructivas».

Hoy es la primera reunión entre los funcionarios de defensa de las dos potencias desde su reunión en Shangri La Dialogue en Singapur en junio pasado, antes de que las tensiones se dispararan en agosto luego de un viaje a Taiwán del entonces presidente. de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi.

Beijing respondió a la visita con los mayores ejercicios militares en la isla en décadas, además de sanciones comerciales a Taipéi y la suspensión de varias conversaciones de alto nivel entre China y EE. UU., incluidas las de defensa y cambio climático.

Los líderes de ambos países, Joe Biden y Xi Jinping protagonizaron un acercamiento la semana pasada al margen de la cumbre del G20 en la isla indonesia de Bali para evitar que sus tensiones desemboquen en un enfrentamiento bélico.

China, que calificó la Visita de Pelosi como «farsa» y «traición deplorable»reclama la soberanía sobre la isla autónoma y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se retiraron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

Fuente: EFE

mira también