YouTube también quiere ser una tienda y ha utilizado influencers para probar su nuevo sistema de venta | Tecnología

Una característica nueva en la plataforma de video de Google es que los usuarios pueden comprar productos directamente desde YouTube.

Podría decirse que si la plataforma o el servicio es gratuito, el producto es uno mismo. En los últimos años esta frase se ha hecho realidad. La evolución de las redes sociales tiene un camino bastante concreto y es el de integrar tanto servicios de compra como de ventasiendo Instagram o TikTok los ejemplos más relevantes de esta situación.

De hecho, hace un par de días hablamos de la nueva función que se integrará en Instagram y que permitirá a los usuarios comprar directamente dentro de la red social. Además, se apoyaría en una nueva función muy similar a Bizum y que funciona dentro de los mensajes directos de la aplicación.

Todavía es pronto para saber si esta nueva característica tendrá éxito, aunque lo cierto es que teniendo en cuenta que Meta está detrás, lo más probable es que funcione correctamente durante un par de años. TikTok no ha tenido tanta suerte ya que la integración de un apartado para la venta de productos no ha tenido éxito.

YouTube se ha sumado a esta tendencia de monetización, y la verdad es que poca gente se ha dado cuenta de que esto ha estado pasando. En un informe elaborado por nuestros colegas de Business Insider ha revelado que la plataforma de vídeo de Google ha estado probando una nueva forma de vender productos delante de todo el mundo.

¿Cómo funciona este sistema destinado a vender productos a los usuarios? Los creadores de contenido etiquetan productos que aparecen en videos, mencionan en momentos o que, simple y llanamente, les resultan interesantes. Los usuarios que vean estas etiquetas pueden sentir curiosidad y hacer clic en ellas para ver sus características.

Después de hacer clic, estos usuarios serán llevados a una plataforma de ventas donde podrán comprar el equipo. En definitiva, es una especie de sistema de referidos, solo que la novedad es que YouTube está detrás. Pero lo más interesante es que, de momento, solo un pequeño grupo de influencers puede acceder a ella..

Además, YouTube no estaría pagando por la afiliación (ingresos generados por las ventas de cada creador) lo que estaría haciendo la plataforma de video es pagar una cantidad fija al mes por usar esta función; aunque también aumentaría este dinero según el número de clics que reciban las etiquetas de los creadores de contenido en sus vídeos.

Con información de Telam, Reuters y AP