Diseña tu vida | El Heraldo de México

Estaba pensando seriamente en guardar este tema para cerrar el año. Entonces pensé: ¿por qué siempre queremos guardar algo para después? Como si tuviéramos eso después garantizado. Como escribí una vez: no hay póliza de seguro para los «errores» (nada es un error porque todo es perfecto) del pasado; ¿Quién nos asegura que vendrá el después?

Este año que está por terminar, me he dedicado a compartir a través de las conferencias que he dado durante este período, una idea que, desde que la recordé gracias a mi mentor valeria guerra, Se ha impregnado en mí.

“Cada segundo tenemos la oportunidad de diseñar la vida que queremos vivir”. Y sí, qué gran recordatorio, suena muy romántico, pero requiere trabajo, mucho trabajo, disciplina y voluntad también.

Dado que se nos da la opción de elegir, comenzamos a tomar decisiones con el único fin de planificar el futuro. La carrera que estamos estudiando, el trabajo que estamos buscando, las relaciones en las que estamos, la casa en la que vivimos, la boda que queremos, los viajes que queremos hacer, si queremos hijos, si no, si me gusta la ciudad donde vivo, etc.

Pero, ¿realmente lo estamos eligiendo, lo estamos eligiendo? O simplemente vamos automáticamente haciendo “lo que sea” para encajar en las cajas divinas que la sociedad nos ha presentado desde que comenzamos a crecer. ¿Realmente estoy en el trabajo que quiero o es el que me están dando una oportunidad y ahora mismo es la mejor opción que tengo en lo que encuentro el que me gusta?

Empezamos a cuestionarnos desde la adolescencia, ese período de rebeldía que estalla cuando por primera vez uno percibe que vive enfrentado intensamente entre dos vidas: la que tiene y la que le gustaría.

De ahí en adelante, si exceptuamos a los que viven cubiertos por la ausencia de inquietud, nuestro cerebro está todo preñado de ideas que van generando distintos futuros llenos de posibilidades, la esperanza de nuevos días que significan otras emociones, pensamientos que hablan de entornos desconocidos; Me atrevo a decir que todo el tiempo imaginamos el futuro alejándose de estar en el presente, en lo que está pasando ahora mismo, y la noticia es que el 99,9 por ciento de las veces nunca sucede como lo visualizamos en nuestra imaginación. Así que suena cierto que la mayoría de la gente vive una doble vida, ¿verdad? La vida que están viviendo y la que les gustaría vivir.

La historia personal es un asunto privado, pero se vuelve pública cuando empezamos a observar que la vida nos está eligiendo y que definitivamente no es la que soñamos. El embrión del futuro es la curiosidad, porque con ella vienen preguntas, entre ellas la pregunta del millón: ¿realmente estoy viviendo la vida que quiero? Porque tenemos tan poca vida, que solo nos queda una para desperdiciar. Recuerda que: “Cada segundo tenemos la oportunidad de diseñar la vida que queremos vivir” y hoy es el mejor momento para empezar.

TESI TAFICH ROMO
[email protected]
IG: @tesitafich

MAÍZ

Continuar leyendo: Diseña tu vida | El Heraldo de México