El tiempo en papel | El Heraldo de México

Durante el período más agudo de la pandemia, dijo Betsabeé Romero, la publicación del libro Cuando se rompió el tiempo, fue la “única lucecita que se pudo vislumbrar durante un instante interminable”. Y es que, la recordó, fue un momento en el que la cancelación de proyectos pasó como una cascada. Luego vino la invitación de Grupo Andrade y Heraldo Media Group para reunir en un solo volumen los últimos 20 años de su producción artística.

“Lo vi como una posibilidad de retomar y plasmar en un documento, proyectos que nunca habían tenido memoria escrita y, sobre todo, conversaciones con críticos a los que admiro y de los que he aprendido mucho. ¿Qué iba a ser? ¿Sobre qué? ¿Quería escribir? Acudí a personas muy importantes no solo en mi vida, sino también en mi carrera y que han sido facilitadores para la realización de proyectos”, indicó la artista durante la presentación del libro, en el Museo de Ciudad de México, en donde, además, se presenta una exposición homónima que reúne, en cuatro núcleos temáticos, 15 años de producción en México y el extranjero.

Así, reunió textos de María Milo, Marie-Laure Bernadac, Emelie Lucille, Elizabeth Chhangur, Kerry Ann Doyle, Hans-Michael Herzog, Mónica Lavín Maroto, Valentina Locatelli, Philip Clifton Monk, José Manuel Valenzuela Arce y Diana Beatriz Wechsler, quienes, en efecto, dialogaron con su obra y con sus propuestas estéticas y discursivas.

Temas de género, fronteras, grupos migrantes y comunidades indígenas son solo algunos de los que se reflejan en el libro y en la exposición. Pero en la copia, además, se presenta una aproximación a los procesos creativos. “Cuando se rompió el tiempo es un sueño que llegaría a la otra orilla, un barco que no se iba a hundir, con Franco Carreño al timón, y que seguiríamos el viaje hasta terminarlo, y así fue: un nuevo libro, que es siempre un profundo deseo de papel, un deseo que se va construyendo hoja a hoja hasta convertirse en un barco listo para zarpar”, agregó el creador.

Por su parte, María Milo, en representación de Grupo Andrade y Heraldo Media Group, indicó que Cuando se rompió el tiempo se suma a los proyectos editoriales que han impulsado. “Betsabeé Romero transmite mensajes que tienden a encontrar el mundo en el momento adecuado porque sus creaciones parten de la necesidad y de preguntas que duelen”, subrayó.

Agregó que la obra, que se reúne como legado, invita a lectores y visitantes a reflexionar sobre las raíces de nuestro actuar y por qué hemos normalizado “lo que fractura, excluye y divide”. Además, ofrece la visión de una mujer que “reinventó el arte mexicano y puso en alto el nombre de su país” y es “una historia sobre cómo la pandemia modificó espacios y le dio a los valientes y rebeldes con causa la oportunidad de construir un mejor mañana.

María Cristina Mieres Zimmermann, Vicepresidenta de Desarrollo Cultural y Social de Grupo Andrade y Heraldo Media Group, indicó que es muy importante mantener vivo el apoyo a los proyectos culturales. “Significa una gran responsabilidad ya que con ella logramos conservar nuestras tradiciones, dejando este legado a las generaciones futuras. Gracias Betsabeé por confiar tu trabajo al grupo, por permitirnos visibilizar tu arte y por traer tanta temas relevantes a la mesa, poniendo en alto el nombre de nuestro país», dijo.

Para José María Espinasa, director del Museo de la Ciudad de México, indicó que la obra de Romero dibuja un laberinto del que nos enteramos colectivamente. Mónica Lavín argumentó que la exposición y el libro es un antídoto a los tiempos que hemos vivido.

Finalmente, Carmen Cuenca, gestora cultural y comisaria, destacó el coro de textos que dibujan un profundo retrato de la artista y su obra a lo largo del tiempo.

Continuar leyendo: El tiempo en papel | El Heraldo de México