En medio de la guerra, los Zelenski posan para Vogue

Mientras la guerra en Ucrania entra en su quinto mes sin un final a la vista, el matrimonio presidencial de Volodymyr y Olena Zelensky posaron para Vogue, bajo la cámara de la fotógrafa favorita de modelos y estrellas de Hollywood, Annie Leibovitz. La pareja se dejó capturar por la cámara con una estética grotesca que mezclaba el glamour de las celebridades con el horror de la guerra. y ahi estaba repudio.

La Primera Dama de Ucrania, Olena Zelenska también fue portada de revista en su versión digital, un lugar dedicado casi exclusivamente a modelos.

Posó en lo que se supone que es un «búnker» con pisos y escaleras de mármol y alfombras caras, pero sacos de arena contra los bombardeos. Ella sentada en los escalones, y su esposo, el presidente y guardián de Ucrania, de espaldas a la cámara, custodiando la entrada.

Vogue entrevista a los Zelensky

Reportaje y sesión de fotos.


Ambos posaron tomados de la mano, abrazándose. Otra postal muestra a la primera dama vestida con un abrigo azul. Al fondo, dos mujeres soldado y los hierros retorcidos que dejó la guerra. Un contraste casi ridículo, mientras en el frente se pierden vidas militares y civiles.

«A medida que la guerra en Ucrania entra en una nueva fase crucial, la primera dama del país, Olena Zelenska, se convierte en una jugadora clave: una diplomática de primera línea y el rostro del costo emocional que su nación está pagando», señaló Vogue este martes para anunciar el lanzamiento de esta edición especial de su portada digital.

El matrimonio concedió la entrevista a la revista de moda -una colaboración entre la edición estadounidense y la ucraniana de Vogue- en la que hablan «de La vida en tiempos de guerrade su matrimonio e historia común y de sus sueños para el futuro de Ucrania”.

Olena Zelenska

La primera dama posa frente a unos restos en el aeropuerto Antonov de Hostómel


«No tenemos dudas sobre nuestra victoria», dice Zelenska.

“Fueron los meses más horribles de mi vida y de la vida de todo ucraniano”, añade.

«No vemos la hora de ganar. No tenemos ninguna duda de que venceremos. Y esto es lo que nos hace seguir adelante», dice.

La primera dama ucraniana visitó recientemente Washington, donde se reunió con el presidente Joe Biden, la primera dama Jill y el secretario de Estado Antony Blinken.

En la capital de EE. UU., también se dirigió al Congreso ante un grupo bipartidista de legisladores como madre e hija, no solo como primera dama.

Zelenska mostró las imágenes de niños ucranianos asesinados por cohetes rusos y pidió a los parlamentarios estadounidenses que proporcionen más armas a Ucrania.

Repudio en las redes

La visita suscitó aplausos. Pero la entrevista con Vogue fue un error. Las redes sociales se poblaron rápidamente de rechazo. Comentarios lapidarios y emoticón de vómitos.

Fueron las fotografías las que causaron el mayor revuelo. La primera dama viste moda ucraniana, de diseñadores como Bettter, Six, Hvoya, The Coat, Kachorovska y Poustovit.

En Twitter, algunos usuarios señalaron lo impactantes que encontraron las poses.

“¿Solo que a mí me parece un poco frívolo que la primera dama de Ucrania esté en la portada de Vogue hablando de la guerra con sesión de fotos incluida? Me impactó”escribió un usuario.

“Resulta que Olena Zelenska, la primera dama ucraniana, ha hecho una sesión de fotos para un reportaje en Vogue y en algunas sale con Zelensky y son geniales pero a la vez en medio de una guerra y para mí esto parece loco»opinó otro.

Otro tuit decía: «Vogue ha logrado hacer lo que menos esperamos de una guerra: Annie Leibovitz ha fotografiado a Olena Zelenska en Kiev y la revista incluso ha colaborado con una estilista ucraniana, Julie Pelipas. ¿Había aparecido un conflicto armado en una revista de moda antes? ?»

Redacción Clarín Con información de ANSA, Twitter y huffingtonpost.es