Google Pixel Buds Pro, análisis y opinión | Tecnología

El segmento de los auriculares inalámbricos es uno de los más feroces en tecnología en la actualidad. Parece que la crisis de los semiconductores no ha golpeado tan fuerte a este mercado y cada pocos meses vemos la renovación de algunas familias.

Sin embargo, hay marcas que poco a poco (algunas anualmente y otras incluso por periodos más largos) van renovando sus familias de gama alta y otras que están explorando segmentos, como Google.

Y es que, tras unos Pixel Buds que tenían muy buena integración, sobre todo con sus móviles, y unos Pixel Buds A que eran algo más asequibles, Google lanza unos Pixel Buds Pro que tienen cancelación activa de ruido y son caros -219 euros-. pero también uno de los mejores auriculares para Android.

Secciones del análisis de los Pixel Buds Pro:

Premium en los cuatro lados y comodidad extrema

Como siempre, vamos a empezar hablando del diseño porque sí, es importante en cualquier tipo de dispositivo, pero en los auriculares inalámbricos creo que se convierte en un aspecto crucial.

Aquí, más que los propios auriculares, lo importante es la caja y Google ha repetido diseño con una caja de carga que parece un huevo.

La calidad del plástico me parece excelente, el tacto es bueno, tiene un LED de estado que te muestra cuando se está cargando y lo mejor es que no solo tiene imanes fuertes en la tapa, sino que el material permite la funda. para deslizarse suavemente en el bolsillo del pantalón.

Es cómodo abrirlo con una mano y coger los auriculares. Esto puede parecer una tontería, pero hay modelos que son algo difíciles de sacar (Huawei, te estoy mirando con tus Freebuds).

Lo que te costará más al principio es dejarlos correctamente cuando quieras meterlos en la caja, ya que el diseño es idéntico en ambos y las primeras veces te confundirás, pero bueno, los imanes te guían bastante cómodos.

Y los propios auriculares… bueno, aquí depende de cada usuario, pero me quedan bien y no se caen con las almohadillas más grandes (tienes otros dos pares en la caja).

Como digo, esto depende mucho de cada oído y mi pareja, por ejemplo, se cae con los tres pares de olivas, así que… bueno, es algo que hay que tener en cuenta (la verdad es que es muy particular unos auriculares y otros más grandes como el SoundCore Liberty 3 Pro que quedan como un guante).

El diseño de los auriculares es muy similar a los dos anteriores de Google, en cuatro colores (blanco, negro, lima y salmón) y sin la protuberancia que tenían los modelos anteriores. En mi opinión, es un éxito.

Y la verdad es que no tienen mucho misterio. Son diminutos, más parecidos a los Samsung Buds Pro, tienen tres micrófonos, el sensor de proximidad para detener el contenido si nos quitamos el auricular y Tienen protección IPX4así podrás llevarlos al gimnasio perfectamente.

La caja, por cierto, tiene protección IPX2. Salpicaduras y poco más, vaya, pero bueno, al menos tiene cierto grado de protección.

Control y conectividad: controles táctiles perfectos desde el primer momento

Y algo que me ha sorprendido es que la calidad de la conexión Bluetooth es excelente. No solo tiene un abanico súper amplio, sino que no he tenido, en estas dos semanas, ningún tipo de corte o falla en la reproducción de la música.

No siempre he tenido el móvil conectado, de hecho a veces se queda en la oficina, que está en un extremo de la casa, mientras yo voy a otras habitaciones y, como digo, todo bien.

Tiene Bluetooth 5.0 y creo que la latencia está muy bien controlada. Por ejemplo, viendo vídeos en el Pixel 6a no he notado que el sonido y el vídeo estén descoordinados, pero a la hora de jugar… bueno, un poco sí.

A ver, depende del juego, claro, pero en Call of Duty Mobile sí noto que el sonido del disparo me llega después del fogonazo. No es óptimo, pero para otro tipo de títulos como Genshin Impact o juegos de aventuras, no vas a tener ningún problema.

Por otro lado, algo en lo que notamos que estamos ante unos auriculares de gama alta es en los controles.

Deslizando sobre cualquiera cambias el volumen, con un toque pausas, con dos pasas la canción y con tres retrocedes. Son intuitivos, fáciles y, como digo, funcionan bien.

Eso sí, no sé si es mi modelo o qué, pero si deslizo hacia adelante o hacia atrás a la derecha, el volumen sube o baja, respectivamente. Sin embargo, si lo hago a la izquierda, se invierte.

No podrá reasignar los controles., pero Google te permite decidir qué sucede si mantienes presionado a la izquierda o a la derecha. Básicamente es elegir entre cambiar el modo de cancelación (encendido, apagado o transparencia) o llamar al asistente.

Me gustó la calidad del modo transparencia incluso más que la cancelación activa

Pero bueno, aunque lo anterior es importante, si estás leyendo las reseñas de los Pixel Buds Pro nos toca a nosotros contarte cómo fue la experiencia de sonido.

Bueno, en general, es muy, muy bueno. El driver es de 11 milímetros y es capaz de ofrecer buenos graves, medios y agudos.

Yo lo he cogido con el ecualizador activado (es lo único que se puede personalizar en sonido fuera de las apps que tienen ecualizador propio) y potencia ciertas frecuencias a bajo volumen. Comparé cómo suena con y sin… y me quedé con el ecualizador activado.

Son como digo unos auriculares que tienen pegada y son muy espectaculares porque parece mentira que siendo tan pequeños tengan esa calidad en los graves.

Puedes subir el volumen tranquilamente sin que falle el sonido y Google ha dado en la tecla con el ajuste de sonido de estos auriculares, sin duda.

Sin embargo, la gran novedad de este modelo es la cancelación activa de ruido, y ahí tengo que deciros que no me ha gustado tanto como esperaba.

Es una cancelación que si, funciona, se nota cuando entra en juego, pero cuando voy por la calle sigo escuchando los carros, en el aeropuerto escucho mucho ruido de fondo y si me hablan … bueno, también escucho, no claramente, pero sí sé que me están hablando.

Con otros auriculares de esta gama eso no ocurre. Luego, las he llevado en avión y en tren, que es la prueba más extrema, y ​​ahí tengo que decirte que mitigan muy bien el ruido de los motores, el viento y el traqueteo.

¿Qué me dice esto? Pues los ruidos «blancos» y monótonos que son fáciles de mitigar, los mitiga a la perfección, pero los más complicados, donde salen a relucir estos rangos, cuesta un poco más.

Aún así, este es mi caso y puede que no te guste aislarte por completo, así que es algo un poco subjetivo. Lo que me encantó, y esto no me lo esperaba, es que el modo de sonido que más me ha gustado es el de transparencia.

Y es que los micrófonos son, creo, los mejores que he probado en auriculares de este tipo. Por encima de los del Sony WF1000XM4, los Huawei Freebuds Pro 2 o los Apple AirPods Pro.

Son los únicos en los que no tengo que quitarme uno si quiero tener una conversación, he pasado los controles del aeropuerto perfectamente con el modo transparencia hablando con la gente, he ido de compras poniendo el modo transparencia al pagar y en todas las situaciones, el sonido es perfecto.

No me suele gustar activar este modo porque siempre es más fuerte y sí las voces mejoran, pero como digo soy muy quisquillosa y termino quitándome un auricular. Con estos Pixel Buds Pro no me ha pasado.

Y otra cosita que me gusta es que puedes conectarlo a dos dispositivos a la vez. Es algo que tienes que activar en la configuración del dispositivo, pero yo Los he tenido con el Pixel 6a y con el iPad Air, pudiendo saltar de uno a otro sin tener que volver a emparejar.

Carga inalámbrica y autonomía suficiente para un día de viaje

En este rango de precios todos los apartados deberían ser prácticamente redondos y la batería es, en mi opinión, imprescindible en unos auriculares. Llevo dos semanas con ellos y la experiencia ha sido muy, muy buena, pero el más revelador fue un reciente viaje a Londres.

Salí de casa con los auriculares puestos a las 11:00 y me subí a un AVE, un tren de cercanías, pasé los controles del aeropuerto ya las 14:22 me levanté de la cafetería del aeropuerto para ir a comer algo antes del viaje.

En esas casi tres horas y media, con cancelación activa de ruido, la batería se fue al 79% en el auricular izquierdo y al 77% en el derecho. Es una prueba extrema debido a las diversas condiciones de ruido que hubo que suprimir, así que muy, muy bien.

Respecto a la carga, Google afirma en su web que con 5 minutos de carga en la caja tenemos una hora de reproducción de música con cancelación de ruido. En mis pruebas, en esos 5 minutos de carga el izquierdo pasó del 79% al 86% y del 77% al 83%.

La verdad es que no creo que te quedes sin batería en situaciones bastante exigentes y, además, la caja proporciona una carga rápida. En segundo lugar, puede cargar la caja mediante USB-C y carga inalámbrica.

Google entra en el Olimpo de los auriculares inalámbricos de gama alta

Al final, como comentaba hace unas líneas, creo que estamos ante uno de los mejores auriculares true wireless del mercado. por el precio ya Esperaba unos auriculares que me gustaran, pero la verdad es que han superado mis expectativas en algunos apartados.

El diseño es bastante cómodo, me gusta la fuerza de los imanes, la posibilidad de carga inalámbrica y la calidad del sonido está fuera de toda duda. Sin embargo, lo que más me ha gustado son los controles y su precisión, el modo de transparencia y la autonomía.

Los Pixel Buds Pro son los nuevos auriculares de Google con cancelación activa de ruido y gran autonomía con carga rápida e inalámbrica.

Si tienes un Pixel, creo que son los auriculares que debes comprar porque la integración es perfecta y es como ese dúo entre un iPhone y AirPods, pero si tienes un Android en general, también es una opción muy recomendable.

¿Qué no me gustó tanto? Precisamente cuál fue la gran novedad de esta apuesta de Google, cancelación activa de ruido. No está mal, ya que se suprimen sin problema los ruidos blancos y monótonos, pero hay otros competidores en el mismo rango de precio que brillan un poco más en este aspecto.

Pero bueno, sin duda hay que reconocer que Google ha lanzado uno de los mejores auriculares de gama alta mercado y tengo muchas ganas de ver lo que tienen que ofrecer en una próxima generación.

Con información de Telam, Reuters y AP