La Ola Rosa | El Heraldo de México

Con el inicio de la Copa del Mundo, el ánimo nacional ha cambiado y se renueva la esperanza por el quinto partido, sobre todo tras la sorpresiva victoria de Arabia Saudita sobre Argentina. Lo que no ha cambiado es la pretensión abusiva del gobierno de apoderarse de los INE para controlar las elecciones de 2024.

Tras el éxito de la marcha ciudadana en defensa de la democracia y el INE, el Gobierno ha convocado una contramarcha para confrontar a la ciudadanía y tratar de recuperar la narrativa y el control de la agenda pública. En un acto desesperado, al más puro estilo, la movilización será encabezada por el presidente de la república, contará con recursos públicos y las estructuras “clientelistas” y burocráticas de los gobiernos emanados de Morena.

Al mismo tiempo, las comisiones de la Cámara de Diputados preparar el dictamen de la reforma constitucional en materia electoral; y se ha anunciado un Plan B, para impulsar reformas legales en caso de que fracase la reforma constitucional. En el mismo sentido, se han hecho declaraciones adelantando, a diciembre de este año, la
designación de los cuatro consejeros electorales en reemplazo de quienes concluyan su mandato; y se mantienen las restricciones presupuestarias al organismo electoral.

Como se puede apreciar, ante la incertidumbre electoral, el gobierno no ha escuchado el reclamo ciudadano y está dispuesto a quedarse con el árbitro electoral a cualquier precio, buscando asegurar el resultado de la elección presidencial, en la mesa, si es necesario.

Ante esto, el bloque opositor se ha reagrupado en el Cámara de Diputados y los coordinadores parlamentarios han anunciado su voto en contra; incluso el PRI, que se distanció de sus aliados, ha endurecido su discurso tratando de lavar las culpas. Si nos fijamos en las últimas declaraciones de la bancadas del PAN, PRI, PRD y la posición de MC en el INE, Es probable que estas reformas no avancen, en todo caso, las maniobras para elegir a los asesores electorales están en marcha.

Por ello, es alentadora la irrupción de “la ola rosa”, una serie de iniciativas ciudadanas que se han multiplicado desde la marcha del 13 de noviembre y han adoptado el color rosa para expresar su posición en defensa de la democracia y desde el INE. El grupo [email protected] ha consolidado su posicionamiento a través de la hashtag #SeguimosEnMarcha y se ha sumado al llamado “Domingo Rosa” para fortalecer la identidad y fuerza del movimiento en defensa de la democracia.

En medio de la euforia mundialista, es necesario mantener una alerta democrática respecto de estos cambios legislativos en proceso y no permitir que la conquista de ciudadanos que nos permitió tener elecciones auténticas se pierda a manos de un gobierno que busca una forma autoritaria. regresión para permanecer en el poder.

A quienes marcharon a lo largo del país ya quienes apoyan esta lucha de diferentes formas, es conveniente recordarles que la participación ciudadana y la organización social es el mejor antídoto contra el abuso de poder y las pretensiones autoritarias.

POR MARCO ADAME

Analista Político y Consultor
@MarcoAdame

MAÍZ

Continuar leyendo: La Ola Rosa | El Heraldo de México