Somos alquimia | El Heraldo de México

Esa mezcla entre lo divino y lo terrenal. Entre dudas y fe. Somos esa mezcla de tierra, aire, fuego y agua. Somos una combinación irrepetible y necesaria. Somos fuerza y ​​debilidad. Tenemos hambre de devorar y pausas para digerir. Somos ese coraje que resiste y estamos ávidos de abrazos. Somos largos silencios y gritos que se acentúan.

Somos aprendices y maestros. Somos eternos pasajeros de este mundo. Somos paciencia y desesperación. Somos sueños y realidad. Somos paz y tormenta. Somos historia y vida cotidiana. Somos lecciones y amores. Somos canciones y recuerdos. Somos leyendas y caridad.

Somos actores en algunas ocasiones y público en otras. Somos raíces y suspiros. Risas y lágrimas. amigos y enemigos. De nosotros mismos y también de alguien más.

Somos primavera y otoño. Somos cíclicos y somos amorosos. Somos luz y oscuridad. Somos capaces de hacer el bien o el mal. Somos dualidad y en nosotros todo es capaz de coexistir. Vivir, reinventarse o morir. Somos fuerza y ​​vulnerabilidad. Somos el resultado de nuestra percepción. Somos creatividad e inspiración.

Somos tumbas para los secretos y micrófonos para las noticias. Somos ilusión con un corazón que pide amar. Somos inocentes y hay momentos en que también podemos ser crueles. Nuestras palabras son ideas que construyen y construyen. O pueden ser armas que hieren y matan.

Somos oídos y somos voz. Todos somos una nación. Somos ideas, prejuicios, juicios y perdón. Somos el mejor recuerdo y el peor rencor. O el peor recuerdo y el mejor corazón. Somos energía que se abre camino.

Somos los libros que hemos leído. Los poemas que nos han marcado. Las personas que hemos amado. Las canciones que nos han dedicado. Somos de donde nacimos. Pero también somos de donde nos sentimos vivos

Somos vulnerables a las apariencias, pero ciegos a las corazonadas. Somos de carne y hueso. Y también de espíritu y aliento. Somos tan vulnerables como nos sentimos. Somos el resultado de las últimas siete generaciones y al mismo tiempo somos el resultado de lo que nuestra voluntad ha creado. Somos la alquimia perfecta que de la biología llega a la magia.

Somos miedos y silencios. Somos pasiones y paz. Somos la idea de pertenecer a un todo. Somos muchos a la vez, según lo que tengamos que ser. Somos escritores de nuestras historias y coproductores del destino.

Somos las risas de nuestros amigos. Somos recuerdos, maletas y viajes. Nosotros también somos los que ayudamos. Somos los tiempos muertos que dedicamos a quienes nos hacen sentir vivos. Somos vanidad y humildad.

Somos eternos aprendices. Somos sorteos de la suerte, somos los eternamente esperanzados. Somos creyentes en Dios y ateos en nosotros mismos. Somos capaces de transformar la realidad. Somos recetas, y tradiciones también. Somos esa respuesta que los demás esperan. Somos fe y oraciones.

Somos los que arreglamos el mundo en un café. Somos besos y abrazos siempre dados y nunca contados. Somos lo que queremos ser. ¿Ya sabes lo que quieres ser?

POR PAOLA ALBARRAN

[email protected]
Instagram: @paolaalbarran

MAÍZ

Continuar leyendo: Somos alquimia | El Heraldo de México