un hombre embistió una barricada ante el Capitolio, disparó al aire y se suicidó

La tensión volvió a Washington a las puertas del Capitolio. Un hombre embistió su automóvil la mañana de este domingo contra una barricada que protege el Congreso de los Estados Unidos y luego comenzó a disparar tiros al aire desde el vehículo en llamas antes de suicidarse.

El episodio ocurre cuando las fuerzas de seguridad están en alerta por una ola de amenazas contra edificios y autoridades federales que cobró impulso luego de que el FBI allanara la mansión del expresidente Donald Trump en Mar-a-Lago, Florida el pasado lunes, y que desató una tormenta de odio en la parte de los partidarios de Trump que vieron esa medida como una “conspiración” de la justicia y las fuerzas federales contra el magnate.

Las autoridades dijeron que el hombre que fue asesinado fuera del Capitolio era se estrelló primero contra la valla que rodeaba el edificio alrededor de las 4 de la mañana.

Luego salió del automóvil, que estaba envuelto en llamas después del choque, y comenzó a disparar «indiscriminadamente» al aire mientras la policía se acercaba. Como se informó, el agresor se suicidó cuando los oficiales se acercaron y luego fue declarado muerto.

El jefe de policía del Capitolio, Tom Manger, dijo que los oficiales no escucharon al hombre decir nada antes de que comenzara a disparar por la calle con una pistola y caminara hacia el Capitolio. Luego, los oficiales lo vieron dispararse a sí mismo.

Las autoridades están investigando si el hombre prendió fuego a su vehículo, dijo Manger, porque no parece que el accidente haya causado el incendio.

Los investigadores identificaron al hombre como Richard A. York III, de 29 años, residente en el estado de Delaware, pero No pudieron por ahora encontrar una razón por la que quería golpear las vallas. y suicidarse frente al Capitolio. El hombre no tenía antecedentes penales ni conexión con el edificio.

Además, las autoridades señalaron que no parece que el occiso estuviera apuntando a ningún miembro del Congreso, ya que los legisladores están de vacaciones de verano y hay muy poco personal en ese momento.

Muchos en el Capitolio siguen nerviosos después de que los partidarios de Trump irrumpieran en el Congreso el 6 de enero de 2021, alentados por el entonces presidente, alegando fraude electoral. Aunque el episodio de este domingo no parece haber representado una amenaza grave, reenfoca el tenso momento que enfrentan edificios y fuerzas federales en estos días.

Ex-presidente. El FBI allanó la residencia en Florida de Donald Trump (EFE)

Es que tras el allanamiento a la residencia de Trump en busca de documentos clasificados que el expresidente había llevado de la Casa Blanca a su domicilio, hubo una serie de mensajes violentos por parte de extremistas del partido republicano que llamaban a una “guerra civil”. ” contra las autoridades federales a las que consideran responsables de una “conspiración” contra su líder.

“Bloquear y cargar” (cargar las armas), fue uno de los principales comentarios, mientras que otras publicaciones fueron más explícitas y dijeron: “Solo lo voy a decir. (Fiscal General Merrick) Hay que matar a Garland. Tan simple como eso». Otro usuario publicó, «todos los federales deben ser asesinados».

Algunos fueron a los hechos: La semana pasada un hombre intentó ingresar armado a la oficina del FBI en Cincinatti, Ohio, y fue identificado como un «trumpista» que había publicado mensajes de odio contra la agencia federal en las redes luego de los allanamientos. En uno de esos mensajes había llamado a «la guerra» contra el FBI y también a «asesinar a los agentes». El atacante fue asesinado.