un juez ordenó 2,5 años de cárcel para la cuñada del presidente Pedro Castillo

un juez peruano impuso este domingo dos años y medio de prisión preventiva a Yenifer Paredescuñada del presidente Pedro Castillo, mientras es investigada por su presunta participación en una organización criminal de lavado de dinero, a la que también pertenecerían el presidente y la primera dama.

Es la primera vez en la historia peruana que un pariente tan cercano de un presidente en funciones sea enviado a prisión. Aunque es cuñada del presidente, Paredes, de 26 años, fue criada desde muy joven como hija de la pareja presidencial tras la muerte de su madre.

Luego de postergar dos veces su decisión, el juez Johnny Gómez, del Tercer Juzgado de Instrucción Preparatoria, dijo que había «una alta probabilidad de peligro de fuga»por lo que no podía ordenarse otra medida que la prisión preventiva.

Paredes permanecerá preso hasta el 9 de febrero de 2025dijo el juez. La defensa del acusado apeló la decisión. La fiscalía solicitó tres años de prisión preventiva.

Opositores a Pedro Castillo en una marcha en Lima. Foto AP

en prisión

La sospechosa está detenida desde el 10 de agosto, un día después de que la policía la buscara sin éxito en el palacio presidencial, donde incluso la buscaron debajo de la cama del mandatario, según una orden de allanamiento a la que tuvo acceso The Associated Press. .

El presidente no ha hablado. Pero el 10 de agosto, cuando Paredes se entregó a la justicia, dijo que “van a sacar todo para seguir golpeando a mi familia, a mis padres, a mis hermanos, es parte de la lucha, pero no me romperán. El caso de mi hija Yenifer es parte de la vida política del Perú y sé que junto a ustedes saldremos adelante para lograr un país más justo».

Yenifer Paredes, cuñada del presidente Castillo.  Foto AFP

Yenifer Paredes, cuñada del presidente Castillo. Foto AFP

La fiscalía acusa a Castillo, a varios de sus familiares, al actual ministro de Transporte, Geiner Alvarado, y a José Medina, alcalde de la localidad donde residía el mandatario, unirse a un grupo criminal. Medina también recibió 2 años y medio de prisión preventiva.

Según la acusación, la coordinadora de la supuesta red criminal sería la primera dama, Lilia Paredes, y los testaferros tres cuñados de Castillo, entre ellos Yenifer Paredes. Mientras tanto, las empresas fachada serían propiedad de socios cercanos de la familia presidencial.

La fiscalía presume que Yenifer Paredes ayudó al dueño de una de estas empresas a obtener contratos de obras públicas a pesar de no tener la capacidad financiera ni la experiencia para garantizar la ejecución de las obras.

Presidente

Castillo suma seis averiguaciones previas fiscales, la mayoría por el delito de organización criminal y corrupción, pero niega todas las acusaciones.

La fiscalía también ha pedido que se prohíba a la primera dama salir del paísalgo que un juez decidirá el 5 de septiembre.

El presidente no puede ser acusado ante un juez porque la Constitución peruana sólo contempla esa posibilidad en caso de traición a la patria, disolución del parlamento para casos distintos a los permitidos o no convocatoria a elecciones. Si se acumulan argumentos, la procuradora deberá esperar a que Castillo termine su gestión para que el Congreso le permita ser juzgado.

Su relación con el Parlamento es tensa. El Congreso de 130 escaños ha tratado dos veces de acusarlo, pero no obtuvo los 87 votos necesarios.

A diferencia de las investigaciones fiscales que estallaron hace dos meses, la popularidad del presidente ha ido en aumento. Una encuesta nacional del Instituto de Estudios Peruanos publicada el domingo mostró que su aceptación subió al 29%, mientras que su desaprobación se redujo al 63%. El 8% no tenía opinión. En junio su aprobación fue del 19%.

El gobierno de Castillo está programado para terminar el 28 de julio de 2026.