Un nuevo modelo de radiocirugía estereotáxica: la clave para aligerar las listas de espera

Biontaxis avanza en su tratamiento contra la Ataxia de Friedreich. La empresa española ha cedido a GP Pharma y Nara su capital y su objetivo es avanzar en el tratamiento validado de esta enfermedad, según confirmó Antoni Matilla, director general de la empresa, a PlantaDoce.

El gen AAV es el único tratamiento que existe para la ataxia de Friedreich, una enfermedad hereditaria que causa un daño progresivo al sistema nervioso. La ronda de financiación, que se realiza a través del recaudación de fondos Capital Cell y que todavía está abierto, tiene el objetivo final de alcanzar los 880.000 euros. Biontaxis ya ha superado el 80% de la inversión marcada.

Hasta el momento, la empresa ha recibido la validación de su producto en la fase preclínica mediante la realización de pruebas con ratones. Las siguientes fases de las pruebas se realizarán en monos. y, en caso de recibir la aprobación en esta etapa, posteriormente se pueden realizar en humanos: el último paso antes de la comercialización.

Deberías leer:   El Gobierno retrasa la recuperación del PIB y los niveles de empleo anteriores al Covid hasta 2022

El inicio de las pruebas con monos se ha retrasado como consecuencia del Covid-19, ya que proyectos relacionados con la pandemia se han apoderado de la demanda de este tipo de animales de laboratorio. Se espera que Biontaxis comience las pruebas con primates no humanos durante la primavera de 2022, según el CEO de la compañía.

Actualmente, el tratamiento a través del sistema público cuesta a la administración un millón de euros al año, mientras que el precio único de la terapia génica AAV se ha estimado en 200.000 euros por paciente. Matilla prevé que la compañía necesitará 14 millones de euros para financiar todo el proyecto durante los próximos cuatro años.

La estrategia de comercialización es otorgar la licencia del medicamento a un pareja Pharma estratégica una vez que toda la fase clínica se haya completado con éxito. Aun así, en caso de no poder llegar a estos acuerdos, a través de la entrada de capital de GP Pharma, Biontaxis podrá salir al mercado sin depender de otro socio.

Deberías leer:   Juan Bjar: "El precio de la luz a 200 euros es un atropello insostenible para todos"

Además, para asegurar lo que se considera una “posición de mercado única”, dado que la ataxia de Friedreich actualmente no tiene cura, la empresa catalana ha protegido su producto durante veinte años con una patente registrada.

Biointaxis nace en 2018 como una empresa surgida del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol, en Badalona (Barcelona). A lo largo de su trayectoria, la compañía ha recibido un total de dos millones de euros del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (Cdti), entidad pública empresarial que tiene como objetivo impulsar la innovación y el desarrollo tecnológico en las empresas españolas, y Caixa Capital Risc, gestora de capital riesgo de CriteriaCaixa. que invierte en empresas innovadoras en su etapa inicial y de crecimiento.

Ernesto Calderon se dedica a todas las noticias de España para Es de Latino.