Coches eléctricos: ¿qué pasa?


La pandemia de Covid19 también golpea fuertemente el mercado automotor, sufriendo una caída en las ventas de más del 85% para diesel y gasolina (datos de Unrae para marzo de 2020), multiplicando por 10 la disminución registrada solo un mes antes. Por el contrario, solo los vehículos eléctricos, que registraron un aumento del 47% en las ventas en comparación con el mismo mes de 2019, al pasar de 622 a más de 900 vehículos vendidos.

Sin embargo, es difícil hablar de éxito.: mientras tanto, porque estos números siguen siendo una caída en el mar en comparación con todo el mercado automotriz. Y luego, debido a que las expectativas eran muy diferentes: según los datos proporcionados por MOTUS-E, la asociación italiana que reúne a los principales actores de la movilidad eléctrica, al menos 2.500 vehículos eléctricos de batería (BEV) deberían haberse vendido en el último mes, lo que confirma la tendencia. crecimiento en enero (con 1943 unidades vendidas) y febrero (2,531 unidades). En cambio, estamos atascados en poco más de un tercio de las estimaciones.

Coronavirus a un lado, el eléctrico hasta ahora ha tenido problemas para despegar (con solo 10,661 autos vendidos en 2019, datos de UNRAE), porque requiere un cambio muy fuerte de tecnología, así como infraestructuras dedicadas, y luego porque tiene costos adicionales que hacen que el cliente no esté dispuesto a compra, según lo explica el profesor Giovanni Lozza, director del Departamento de Energía de Polimi.

Y si tratamos de identificar las razones principales que ralentiza el éxito del automóvil eléctrico en el mercado italiano, el primero sin duda el precio de compra: hoy los automóviles eléctricos cuestan significativamente más que los tradicionales, aunque hay movimiento en el mercado y los precios están comenzando a caer, señala Lozza. Por supuesto, hay incentivos, pero los nacionales no durarán para siempre, mientras que los locales varían mucho, lo que hace que la tendencia del mercado sea desigual. Un ejemplo? En los primeros dos meses del año, se vendieron 205 BEV en todo el Sur contra los 1.195 de Trentino-Alto Adige solo.

La autonomía es otro problema., aún insuficiente para un uso verdaderamente versátil del automóvil eléctrico, especialmente fuera de la ciudad, donde en cambio sería más sensato conducir un vehículo privado. Un problema difícil de superar porque no puede aumentar el costo, el impacto ambiental y el peso del automóvil al cargar toneladas de baterías a bordo.

Luego está el complejo problema de cargar, que plantea al menos tres obstáculos para el éxito de la electricidad: en primer lugar, según el profesor Lozza, todavía hay una falta de infraestructura pública de carga capilar en todo el país, especialmente a lo largo de las carreteras; A esto se agrega la imposibilidad de que muchos de los que viven en las grandes ciudades tengan un espacio privado (un garaje, por ejemplo) donde instalar una caja de pared, una toma de corriente para el hogar; Finalmente, hay unas pocas columnas con suficiente potencia para recargarse en pocos minutos, sin que tengamos que permanecer en el restaurante de la autopista durante una hora esperando la comodidad de nuestro automóvil. Y cuando estos aumenten, será necesario adaptar la red de distribución para soportar los picos en la demanda de energía.

En conjunto, estas razones explican porque las previsiones indican que la electricidad tardará 10 años en alcanzar el 20-30% del mercado, y esto a pesar de las regulaciones impuestas por la Comunidad Europea, que el profesor define como vejatorio para la industria automotriz, porque hunden una tecnología a favor de un otro (el eléctrico) que hoy no es objetivamente utilizable por un número suficientemente grande de personas. Y eso por el momento sigue siendo la pieza de un rompecabezas más complejo, donde diferentes soluciones contribuyen a corto plazo para revolucionar la movilidad haciéndola más sostenible y más ecológica, concluye Lozza.

La entrevista / 1
Dino Mercozzi: «Solo veremos el verdadero punto de inflexión en 2025»
No el electricista que lucha por crecer, somos nosotros, como país, los que estamos a 3-4 años de distancia de otros países. Para hablar Dino Marcozzi, secretario general MOTUS-E, una asociación italiana que reúne a los principales actores involucrados en la transición hacia una movilidad eléctrica y sostenible. Ingeniero, un pasado en Enel Green Power, Marcozzi cuenta números: retraso o no, antes de la epidemia de coronavirus, el mercado de la electricidad había comenzado a crecer exponencialmente, tanto que en febrero de 2020 solo se había vendido una cuarta parte de los automóviles. 2019.

Dino Mercozzi, secretario general de MOTUS-E
Dino Mercozzi, secretario general de MOTUS-E

Números alentadores.
Si hubiéramos continuado de esta manera, podríamos haber hecho entre 1 y 1.2% del mercado para este año, por lo tanto, alcanzar el 7% para 2024. Nuestras estimaciones nos dicen que en 2026 habrá 350 mil autos eléctricos de un total de casi dos millones de automóviles vendidos, para convertirse en aproximadamente un millón en 2030. El punto de inflexión tendrá lugar en 2025.
¿Por qué?
Debido a que los italianos compran el automóvil en función del precio, no de la estimación de los costos de toda la vida donde, por ejemplo, en el uso de la ciudad, la electricidad ya es conveniente hoy en día. Entonces, tenemos que esperar hasta 2025, cuando el eléctrico tendrá el mismo precio que los otros autos, para presenciar un salto adelante.
Mientras tanto, hay quienes piden suspender el desarrollo de la electricidad para enfrentar la emergencia del coronavirus.
Sería un error Hacerlo también significaría detener la evolución tecnológica y quedarse atrás, exponiendo a Italia a otros mercados. No debemos olvidar que el límite de CO2 de 95 g / km se estableció en 2010 y se formalizó en 2016, un año antes de Dieselgate, por lo tanto, de darles a las empresas tiempo para actualizarse con un problema falso. para limpiar el aire y los caminos vamos a la electricidad.
Lo que también requiere una infraestructura adecuada.
Las infraestructuras están allí, 13 mil columnas por 40 mil automóviles en circulación. El problema que se planteó donde era posible en lugar de donde se necesitaba, como en las carreteras. Se puede hacer mejor.

La entrevista / 2
Marco Santino: «La tecnología en evolución ralentiza las compras»

La transición hacia la electricidad es una transición ineludible, porque no se define por la demanda del mercado, sino por las reglas impuestas para preservar el medio ambiente y lograr una movilidad sostenible. La verdadera pregunta: ¿está creciendo la electricidad hoy o no? Depende. Como explica Marco Santino, socio de Oliver Wyman en la práctica de las industrias automotriz y manufacturera, no es fácil responder porque estamos hablando de crecimiento asistido y respaldado por normas y regulaciones. Si consideramos la evolución tecnológica, esto está bien definido tanto en términos del desarrollo de nuevas habilidades y tecnologías, como en lo que respecta a la curva de rentabilidad de las soluciones, por lo tanto, en general predecible. La variable real es otra.

Marco Santino, socio Oliver Wyman
Marco Santino, socio Oliver Wyman

¿Qué?
No es la demanda del consumidor, sino la parte reguladora que se ha reducido más o menos en todas partes con dos niveles de restricción: una supranacional y generalizada, como el límite de CO2 de 95 g / km para Europa, que empuja a los fabricantes a incluir un número cada vez mayor de modelos eléctricos en la cartera. Y luego un nivel de restricción nacional y local, que acelera la elección del consumidor porque afecta su acceso a los centros urbanos, por ejemplo. Cuanto más estrictas sean las reglas, más electricidad tendrá que crecer.
¿Y cómo reacciona el público?
Por el momento, aún no hemos visto una demanda masiva real; para establecer nuevas formas de propiedad, con alquileres a largo plazo que conquistan sectores del mercado de consumo. Una respuesta a la incertidumbre con la que el consumidor mira los próximos años, porque al alquilar no tiene que vincularse a una determinada solución tecnológica por mucho tiempo. Entonces, si observamos la cartera de alquileres, la participación de los electrificados es más importante que en otros lugares.
¿Cuál ha sido el principal obstáculo para el éxito de la electricidad hasta ahora?
Durante mucho tiempo ha habido un problema de «estantería», una elección reducida que ha frenado el mercado, pero estamos viendo la llegada.

6 de abril de 2020 (cambio 6 de abril de 2020 | 11:02 am)

© REPRODUCCIÓN RESERVADA



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here