Marchas en Londres por George Floyd: derriban la estatua de Edward Colston y le escriben «racista» a Winston Churchill


Un grupo de manifestantes tiró abajo la estatua de Edward Colston, un comerciante de esclavos del siglo XVII, en Bristol, mientras que otro le escribió un graffiti que decía «Es un racista» al monumento a Winston Churchill, ex ‘premier’ británico, durante una de las protestas que se están llevando adelante en Reino Unido contra el odio racial.

Al suroeste de Inglaterra, las personas que pedían por la eliminación de la discriminación racial derribaron el controvertido monumento de bronce erigido en 1895 en el centro urbano y lo hicieron rodar por las calles hasta tirarlo al agua en el puerto.

Colston fue un empresario de la ciudad que obtuvo su dinero del comercio y la explotación de esclavos. Ya había sido objeto de polémica y motivó una petición ciudadana para que fuera retirada, pero continuó en pie.

En Londres, los manifestantes se concentraron en las puertas del parlamento y en la casa del Primer Ministro Boris Johnson, quien hasta el momento no salió a hablar sobre lo que está sucediendo. En horas de la tarde, escribieron la leyenda «Es un racista» en el monumento a Winston Churchill, ‘premier’ del país en dos oportunidades (1940-45 y 1951-55) y reconocido por su liderazgo durante la Segunda Guerra Mundial.

Las concentraciones tuvieron lugar en grandes ciudades como Londres, Glasgow, Birmingham o Manchester, donde los manifestantes acudieron con carteles y tapabocas, y desafiaron las advertencias del Gobierno y la Policía, que habían alertado de que son «ilegales» las congregaciones de más de seis personas por las restricciones impuestas para frenar el coronavirus.

«Sin Justicia no hay paz», es el lema que gritan los manifestantes de todas las ciudades para pedir que el crimen de George Floyd no quede impune.

Este sábado catorce personas fueron detenidas y al menos diez policías resultaron heridos en Londres, luego de protagonizar una confrontación al término de una jornada de protestas pacíficas.

Entre las imágenes que más impactaron en las redes sociales, se pudo ver a un policía a caballo que empieza a galopar descontrolado y cae al asfalto tras llevarse por delante un semáforo.

El efectivo quedó tendido en el suelo, mientras que su caballo siguió solo y descontrolado, recorriendo varias calles del centro de Londres ante la mirada atónita de los manifestantes. Según el diario británico The Sun, un manifestante habría empujado una bicicleta hacia el caballo y eso habría provocado la reacción del animal.

La cantante pop Madonna se hizo presente en una de las marchas y llamó la atención al mostrarse caminando con muletas entre la multitud.

El artista Banksy, nacido en Bristol, también le dedicó una obra a Floyd y publicó un mensaje en su cuenta de Instagram en el que se ve un retrato de la víctima junto con la imagen de unas flores y unas velas que empiezan a prender la bandera de los Estados Unidos, junto a un mensaje que denunciaba que «el sistema está fallando a la gente de color».

 El artista Bansky se sumó al movimiento mundial contra el odio racial, surgido tras el asesinato de George Floyd (Foto: Instagram/ @bansky)
El artista Bansky se sumó al movimiento mundial contra el odio racial, surgido tras el asesinato de George Floyd (Foto: Instagram/ @bansky)

En su primer día de publicación, el post sumó más de dos millones de “me gusta” y la sección de comentarios se llenó de debates a favor y en contra del movimiento Blacks Lives Matter. “Al principio pensé que debía callarme y escuchar a la gente negra sobre este asunto. ¿Pero por qué debería hacer eso? No es un problema de ellos, es mío”, reflexiona el grafitero.

Al momento, se producen incidentes en el centro de la ciudad y hay enfrentamientos entre manifestantes y la policía. En diálogo con TN, una mujer contó que el disturbio se produjo luego de que la policía se llevó detenida a la fuerza a una persona y sus compañeros reaccionaron para defenderlo.

Noticia en desarrollo que está siendo actualizada.